Reglas del Punto y Banca

Ruleta francesa 234331

Mientras que las figuras tienen estos valores: — As: su valor es 1. Por ejemplo, si las cartas suman 16, el valor de la mano es 6. Por el contrario, cuando suman 0 puntos se denomina Baccarat, siendo la peor jugada posible de inicio. Éstas, se mezclan y se introducen en el sabot, para que sean extraídas posteriormente. Puede tener entre 3 y 16 participantes. Cuando es semicircular, el crupier se coloca en el centro del lado recto, es el encargado de dirigir la partida. Distribuyéndose en la parte circular, se sientan los jugadores, ocupando cada uno, una de las secciones en las que se divide la mesa, estando en éstas la parte en la que depositar las apuestas. En el tapete de la mesa podemos encontrar las zonas destinadas a cada una de ellas.

Ruletas francesas

En cada juego, la mano del jugador compite contra la mano de la banca y existen tres posibles resultados: punto, banca o empate. A cada carta se le asigna un valor en puntos. Por ejemplo, una mano con un 5 y un 9 valdría 4 puntos ya que ambas suman 14 y el dígito a la estribor de 14 es 4. Si las barajadora fueran un 2 y un 6, entonces el valor de la mano sería 8. Una mano se denomina punto y la otra banca. Durante una ronda, cada baza recibe dos cartas boca arriba de un zapato de 4, 6 u 8 naipes. Si cualquiera de las partes suma un total de 8 ó 9, se declara vencedora.

Este sitio web es sólo para mayores de edad.

Entonces lo primero que debes aprender es su historia. Este juego es una variante del Baccarat, y su origen se remonta a la edad media. Este fue creado por Felix Falguiere en Italia y su nombradía inicial fue Baccara. Este origen se assume porque la palabra Baccara en la cabo italiana, significa cero 0 ; y en el juego las cartas 10, J, Q, y K, tienen ese valor, cero 0. A finales del siglo XV el juego viajó de Italia a Francia, y conservó su exclusividad para las clases altas. De Francia pasó al Reino Reunido. Luego arribó a países de américa como Cuba, y a Estados Unidos en los años cincuenta, gracias a Tommy Renzoni.

Deja tu comentario